Latest Entries »


Participación velada literaria 2017

veladaLibertariaCon los nervios a flor de piel y aprendendiendo que la prudencia de vez en cuando me favorece.

 

Participación en el “Meeting de ciencia y arte”

meetingCaras conocidas, gestos inmutables, dedicatorias no necesariamente ciertas; cada palabra suelta se convirtió en cuestionamiento inevitable. Maldita necesidad de no apartarme de ti, aun sabiendo que “algo que nos unirá para siempre” es “un adiós…”

Presentación libro – Guasuntos 2017

PresentacionGuasuntosParte del discurso: Quiero contarles que hace algunos años atrás, cuando solo eran juegos, algarabía y sueños, sí, la infancia; exactamente, ahí fue cuando sin mayor argumento me atreví a dejar por escrito unos cuantos versos que replicaban la emoción de recorrer algunas calles empedradas y otras que aún de tierra existían en nuestra parroquia. Sí, efectivamente, ahí fue cuando mis mayores sueños pude compartirlos con mi familia y unos cuantos amigos que a pesar de la distancia su apoyo siempre estuvo y estará presente. Con los años y la salida involuntaria de mi pueblo, los sueños tuvieron que convertirse en retos y cada reto cumplido ahora es un insumo de nuevos proyectos.

Ahora sé que no importa quien lidere un proceso, importa la actitud de quienes podemos escuchar, discutir y retroalimentar las propuestas que no solo beneficien a un grupo de gente sino a todos quienes se sumen a las nuevas propuestas.

Por todo eso, quiero dejar escrita la importancia que tiene la calidad en la generación de investigaciones, estudios, arte o productos.

Comprometida con el esfuerzo y apoyo recibido, les invito a institucionalizar este tipo de eventos, gente que participe en esto seguro no falta, por ejemplo, el historiador Patricio Reinoso Gaguancela con algunos estudios destacados, entre ellos, uno relacionado directamente con nuestro pueblo “Guasuntos”; Alfonso Sañay, escultor, Miguel Ordóñez Hernández, pintor; entre otros.

Estoy convencida que cada uno de ustedes tiene la capacidad y entereza de experimentar y cumplir propósitos personales o institucionales.

Agradecimiento: Gracias a todos por ser parte de estos momentos únicos, los que estuvieron físicamente y los que a la distancia me enviaron sus energías positivas y por supuesto que me emocioné y hasta algunas lágrimas se expusieron en aquel instante.

Saber que aún puedo servir de ejemplo para alguien es un motivo más para generar más y más proyectos con su debido fundamento.

¡¡¡…Mi gratitud eterna a todos…!!!

 

Anuncios

Esa es la diferencia


Disfrutar la naturaleza, sin duda alguna es uno de los regalos que la vida nos brinda; sin embargo, cuando existe alguien que te acompaña a cumplir tus ocurrencias se vuelve “mágico” (extraordinariamente inolvidable).

Así nos toca, cada etapa vivir sin miedos ni reproches (desde aquel día ya no pienso ni siquiera en circunstancias peor aún en consecuencias).
1. Persiguiendo sueños…
2. Retos que se van cumpliendo…

3. Metas programadas…

4. Metas ejecutándose al ritmo adecuado…

5. Porque con cada paso vamos generando más de un ideal…
6. Simple como eso: confianza, decisión y compromiso.
7. Simple como eso: locura, vida y experiencias.

Después de todo, la interrogante planteada fue: ¿Cuánto dura la magia?
La respuesta más lógica fue: uno, dos, ocho, diez o los días que el alma quiera; exactamente, todo ese tiempo dura la magia; y el tiempo es infinito… Esa es la diferencia.

Texto y fotografías: Lilia Quituisaca-Samaniego 

Ahora, para complementar el reinicio constante de múltiples acontecimientos añadiré una muy buena leyenda maya titulada “El colibrí como mensajero

Los mayas más sabios cuentan que los Dioses crearon todas las cosas en la Tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro.

Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Ya no era más una simple flecha, ahora tenía vida, los dioses habían creado al x ts’unu’um, es decir, el colibrí.
Sus plumas eran tan frágiles y tan ligeras, que el colibrí podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo, sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores.
Entonces los hombres trataron de atrapar a esa hermosa ave para adornarse con sus plumas. Los Dioses al verlo, se enojaron y dijeron: ‘si alguien osa atrapar algún colibrí, será castigado’. Por eso es que nadie ha visto alguna vez a un colibrí en una jaula, ni tampoco en la mano de un hombre.
Los Dioses también le destinaron un trabajo: el colibrí tendría que llevar de aquí para allá los pensamientos de los hombres. De esta forma, dice la leyenda, que si ves un colibrí es que alguien te manda buenos deseos y amor.

Decidí comprometerme +


Repentinamente lo examino


Autorretratándote Oct 27

Mi reloj figurativo



No mide tiempos de respuesta,
no encaja pulsaciones rutinarias,
son piezas de un engranaje convencido,
refuerzo de aquella pulsera retocada.


El minutero da conceptos de sobremesa edificada,
dibuja en sus cartas un coloquial pergamino
como habitual registro de estaciones…


Su destinatario recoge acuarelas a diario,
aún no se percata que pinta lienzos en mi sonrisa,
sí, cuando repentinamente lo examino.



Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego
Octubre 26, 2017

No te escapes todavía




La necesidad finalmente descolgó
la cuerda atascada del muro vacilante
en los que reposaban esos gritos
que hoy se escapan con dudosa debilidad.


Apareciste como un motivo,
respaldando la mirada transitiva,
susurrando realidades convergentes;
sí, locuras diagnosticadas y agravadas.


Otra vez, ya no tengo miedo
de conquistar aquel -te quiero-,
que recorre los momentos de un reloj figurativo…



Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego

Mi última acción


gracias

Quizás nos acostumbramos a no tolerar la insistencia que tiene el pensamiento para que las expectativas sean solo nuestras y no sean depositadas en quienes más queremos.

 

Circunstancias como éstas reflejan que siempre seremos débiles ante la posibilidad de autoevaluarnos y exigirnos ser condescendiente con aquellos a quienes amamos.

 
Indudablemente, aún sabiendo o habiendo tenido experiencias no tan buenas, la vida nos dirige a seguir confiando, muchas veces en los mismos que dramáticamente nos rompieron el alma.

 

Son lecciones que pueden dejarte enseñanzas o simplemente se quedarán como enunciados sin deducir o peor aún sin resolver.

 

Muchas veces resulta imposible admitir que los cuestionamientos son banalidades ante la elegancia que tiene el perdón o más bien la aceptación de culpa que debemos asumir se convierte en una barrera desatinada e incremental.

 

Resulta también que muchas veces sentimos impotencia o envidia de saber que “ese alguien” si tuvo la valentía de experimentar (para bien o para mal) cosas que nosotros no nos atrevimos hacer en aquel tiempo. Quizás nos sentimos cómodos con la actitud de depositar expectativas en alguien más en vez de arriesgarnos a concluir nuestras expectativas.

 
El dolor que genera la desconfianza/decepción no solo es por los actos, generalmente son por las consecuencias imaginadas; si, ese listado de consecuencias a las que inútilmente le ponemos un título y fecha.
¿Qué costo tiene? Horas de llanto, días insolventes, incluso meses de insomnio.

 

La sabiduría es la principal estrategia del pensamiento y ejecuta actividades en el momento adecuado, a esto usualmente suele llamarse “mis propias prioridades”.

 

Así que no busques un refugio fuera de ti y de vez en cuando es de valientes desnudarse el alma.

 

Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego

Hoy comienza una aventura


PrimerDíaEmprendes de manera formal un camino; sin embargo, nunca dejes de imaginarte y ser TÚ -corazón valiente-. Muchas teorías te permitirán discutir, aprenderás con el tiempo que todo se debe investigar. Enterás que la constancia y que dar más del cien por ciento en todo lo que hagas te llevará a cumplir objetivos y proyectos.

Cada instante de algarabía te devolverá plegarias de ensoñación. Cada número, vocal o consonante del abecedario tendrán sentido cuando interpretes o escribas frases. Siempre pregunta, la curiosidad te ayudará a descubrir o validar sentencias.

¡Qué nunca terminen las travesuras por doquier, los cumple mes infaltables, las ocurrencias respectivas…!

Seremos tu lienzo para que dibujes sonrisas, tristezas y tal vez uno que otro regaño. Seremos tu refugio.

Porque cada vez que una lágrima está a punto de rodar, tu sencillamente nos dices: “tranquila, tranquila, no pasa nada”, o con simpleza señalas: “ven, ven, yo te enseño”, “¿si, ves? Así se hace”, “no importa”, etc.

Sin duda alguna, seguirás inventando historias, generando ideas, liderando momentos. Por supuesto, siempre estarás dispuesto a enseñarnos desde esa inocencia de niño.

Gracias por impresionarte con mis versos maltrechos, gracias por pedirme que te arrulle con un cuento, gracias por dejarme entonar instrumentos, gracias por interpretar y determinar que te acompañe a cantar, bailar, saltar y sonreir.

Sobretodo, gracias porque ahora eres tu quien inventa historias, imagina personajes, recrea escenarios y con mirada firme nos enseñaste que la generosidad y la valentía sólo tiene un sinónimo natural y se denomina “perdón”.

Contigo, cada momento es único; pues, nos autorizas para ser parte de tu alma, nos invitas a plasmar realidades, nos induces a cumplir metas; y aunque suene repetitivo, desde que llegaste a nuestras vidas eres y serás nuestro consentido consentidor.

Para toda la vida -mi vida, seguirás siendo uno de mis hombres más importantes, mi sobrino Emilio, “el grande” (así nos pides que te llamemos).

 

Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego

 

 


El abuso de quienes ostentan el poder se vuelve más evidente; lamentablemente hemos visto que la generación de política pública la hacen basados en la coyuntura y descartan el análisis basado en la ciencia, pues no les conviene publicar ciertos resultados. Suelen indignarse cuando se les exige evaluación a sus trabajos, peor aún cuando se les pide fundamentación. Inclusive, exigen que se les llame “expertos” y que se les reconozca como los comprometidos con la “ciencia”.
 

Sin embargo, hay que reconocer que aún existen académicos, científicos, profesionales, estudiantes, etc., que tienen la firme convicción de generar discusión y espacios de investigación; así que mi total apoyo para difundir y evitar que éstas malas prácticas de  “panacracia”, “adulación”, “levanta manos”, etc., sigan proliferando en nuestra sociedad.
 

Este es un comentario general, sin alusiones personales; pero como dice la expresión popular “A quien le caiga el guante que se lo chante”.

 

Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego

Oscura transparencia


Un día me embarqué a tu lado,

solía ser un pasajero más,

hasta que fui un copiloto que amaba viajar.

 

Más cuando tu indiferencia

felicitaba mis vagos argumentos,

decreté dibujar y dirigir la ruta -no hay elección.

 

Desvelos, secretos que lastiman,

diálogos truncados -reeditados;

engranajes atascados, insolventes…

 

Aún habitan lágrimas axiomáticas

conservadas en mi silencio,

en este silencio que seguirá siendo

exclusivamente parte del acto final.

 

Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego